Instagram

Triabona

Entrevista a Javier Pérez Rasines

¿Cuándo y cómo fueron tus inicios en el atletismo?

A ver, yo empecé desde muy pequeño ya que mis abuelos maternos hacían medias maratones, maratones e incluso corrían en pista campeonatos de España máster y bueno, primero fueron mis padres y obviamente yo seguí la senda. Si es cierto que ninguno se dedicó a la pista así como yo, pero bueno, empecé ahí poco a poco me iba gustando. Tuve una época en la que compaginaba natación y atletismo, después cambié futbol atletismo y al final me quedé en el atletismo, ahí en el CAI Gran Canaria.

¿El CAI Gran Canaria fue tu primer equipo? ¿Cuándo fuiste fichado por el Tenerife Caja Canarias?

Pues si te soy sincero no recuerdo cuántos años llevo en el Tenerife, sí es cierto que estuve como dos temporadas ya viviendo en Tenerife. Con 21 o 22 años llegué aquí, estuve dos añitos con el CAI y ya luego fiché por el Tenerife, o sea, hace ya unos cuantos años.

El Tenerife Caja Canarias es sin duda a nivel nacional, uno de los clubes más potentes en cuanto a las combinadas se refiere con atletas tan importantes como tú, Inés García, Jonay Jordán, Paola Sarabia, y Pablo Gámez. ¿Hay muchos clubes que tenga tantos buenos combiner@s juntos?

Al principio no, al principio Canarias en general ha sido cuna de pruebas combinadas y hemos tenidos bastantes heptatletas y decatletas pero de unos años para acá se ha puesto de moda la prueba y tanto el “Playas de Castellón”, el “Numantino” tienen bastantes combineros. Pero sí que es cierto que nosotros siempre hemos estado ahí como una potencia de las pruebas combinadas.

¿Llevas muchos años a las órdenes de Héctor Israel González? ¿Te da mucha caña jejeje?

Yo a Héctor lo conozco desde muy pequeñito, porque cuando iba con la selección de categorías menores normalmente él se encargaba de verme saltar longitud, que era una de las pruebas que hacía así a nivel individual. Luego como bien sabes entrena aquí en Tincer con Miguel ÁngelMillán y a la misma vez con Héctor porque él se encargaba de llevar los saltos y bueno pues llevo ya once años entrenando con Jonay y con Héctor llevaré unos cuatro años o por ahí.

¿La temporada 2013-2014 podrías catalogarla como la mejor de tu carrera deportiva con aquel broche final del Campeonato Nacional absoluto de decatlón?

Si es cierto ha sido la mejor temporada. Estuve muchos años estancado en 6.800 puntos y ésa temporada por fin rompí la barrera de los 7.000 en varias ocasiones y nunca me he encontrado tan bien como ese año. Digamos que una de mis pruebas débiles, entre comillas, no siempre ha sido la velocidad y ese año no sé muy bien porqué, yo lo achaco a que estaba un poco más fino, pesaba menos, tenía mucha más fuerza en las piernas, me encontraba súper rápido, superbién, técnicamente al estar rápido me encontraba bastante bien en muchas pruebas y obviamente el Campeonato de España fue un broche espectacular.

No sé si te acordarás de aquél 17 de febrero de 2008 en Zaragoza cuando un Javier de 20 añitos de edad se proclamó Campeón de España Promesa en pista cubierta de Heptatlón. Esto nunca se olvida ¿verdad? Cuéntanos un poco aquel primer Campeonato Nacional…

Si te soy sincero en ése en especial no me acuerdo, me acuerdo mi primera medalla en un Campeonato de España, que fue en Valencia bastante antes de junior también con Juan Francisco Rodríguez del Rosario, mi compañero en aquellos momentos, del CAI Gran Canaria, donde quedé bronce y la verdad que salimos de allí súper contentos porque si es cierto que Paco ya desde categoría cadeteconseguía medallas yo por el contrario no, tuve un desarrollo más tardío, era más pequeño que mis contrincantes, me costaba bastante, de hecho de cadete  quedé noveno o algo así en mi primer Campeonato de España y ese año pues conseguir quedar tercero  de pista cubierta, lo recuerdo con bastante cariño. Sí recuerdo bastantes campeonatos en el huevo, que es la pista cubierta de Zaragoza pero expresamente ésa no. También me acuerdo de un Campeonato de España promesa donde quedé campeón, que probablemente sea la misma temporada en “Monzón al Aire Libre” pero justamente esa no me acuerdo.

Al año siguiente en Córdoba y ésta ocasión de Decatlón, consigues ser Campeón de España Promesa con una impresionante puntuación de 6.833 ¿Estuviste seguro que ése nacional iba a ser tuyo? ¿Qué recuerdas de aquél fin de semana?

Te vas a reír pero esa temporada sí que me encontraba muy bien, creía que estaba en otro escalón con respecto algunos contrincantes puesto que habíamos hecho ya varios decatlones, Había ido al de federaciones, había ido a diferentes sitios y había mejorado bastante porque hasta ese año tenía 6200, de repente el de federaciones mejoré creo que fueron unos 500 puntos o así y ya después mejoré hasta los 6.800 pero lo curioso de ese campeonato fue que me dió un golpe de calor justo antes del 400 y salí sin calentar. Estaba en altura, hacía mucho, mucho calor y me empecé a encontrar muy, muy mal y me tuve que ir a los servicios médicos. Ahí me metieron en hielo para bajarme la temperatura porque estaba con fiebre y lo que recuerdo es estar en tacos, hacer una curva para calentar y de repente decirme “a sus puestos” y quizás yo estaría a la altura del 300 entonces tuve que volver corriendo, no me estaba enterando de la misa y bueno salí, la marca no la recuerdo pero seguramente no fue buena, por lo menos para aquel momento y nada, eso es lo que más recuerdo de ese campeonato.

El pasado mes de febrero lograste entorcharte el bronce en Antequera (Málaga),  concretamente en el Campeonato de España absoluto en pista cubierta. ¿Está medalla te supo a oro y más cuando llevabas tanto sin obtener un resultado así?

Pues sí que es cierto que llevo unos añitos en secano, he tenido diferentes lesiones en la rodilla, mala suerte en líneas generales y digamos que me he encontrado bien pero no he conseguido reflejarlo en la pista. A ese campeonato iba sin mucha presión, sabía que había habido algunas bajas pero yo quería hacer mi campeonato, hacer una buena marca, intentar estar al mismo nivel de los que no habían podido venir e intentar llevarme esa medalla. La verdad que sí me supo a gloria esa medalla, porque si algo me caracteriza es que soy muy, muy competitivo y el hecho de no haber podido acabar diferentes campeonatos por lesión o haber quedado cuarto en la pista cubierta anterior pues sí que lo llevaba ya arrastrando como una espinita clavada y quería resarcirme allí. Entonces salí en el 1000 a defender ese bronce contra Sergio Yorne, me pegué a su espalda y hasta el final.

¿Llegaste a conocer o competir en alguna ocasión con el francés Kévin Mayer? ¿Qué pensaste cuando te enteraste de lo que hizo en la reunión Décastar en Talance (Francia)?

Pues mira, Mayer ha coincidido más veces con Jonay porque son de la misma edad y creo que no he competido contra él. Sí es cierto que en un encuentro de estos triangulares competí en la categoría superior y él era un pipiolo, uno de los pequeños y me dijeron mira como corre aquél. Claro, lo tengo marcado porque ese mil fue una brutalidad pero ni me acuerdo de su cara ni nada, solo recuerdo un francés rubio, flaco y pequeño que corría un montón y ya vestú lo que ha hecho en Talance, brutal lo que ha hecho ese récord del mundo.

Siendo las más relevantes y las que más puntúan en decatlón, ¿se centran en entrenar con más exigencia el 110 metros vallas y el salto de longitudo todas por igual?

No, digamos que las vallas sí que se entrenan bastante porque es una prueba que digamos la puedes utilizar para entrenar otras pruebas. En la longitud como tal no la entrenamos mucho, a ver, si la entrenamos pero no es en específico, no hacemos muchas técnicas en longitud porque lo que importan es estar rápido. En el decatlón desde mi punto de vista creo que de lo más importante es eso, estar rápido. Estando rápido y fuerte consigues abarcar muchas pruebas. Entonces no es que la entrenemos específicamente, sino que utilizamos otros ejercicios, otros métodos para estar bien en esas dos pruebas.

¿El lanzamiento de jabalina y disco podrías decir que son las pruebas más débiles y en la que menos puntos se consiguen normalmente?

Bueno si y no, sí es cierto que el disco y la jabalina para mí no son pruebas que me repercuten en muchos puntos puesto que tampoco soy un gran lanzador, lanzo bien por lo menos a nivel nacional, pero no. En España me defiendo y a nivel internacional depende, depende de lo bueno que seas tú porque ya viste en el último mundial en Doha, la medalla se ganó en la jabalina lanzando más de 1.000 puntos el alemán, entonces depende de cómo seas. Si pasas la carrera de los que suele lanzar la gente y eres capaz de sacarle muchos metros a otro pues a ti te va a repercutir mucho.

Estudiaste fisioterapia y si no me equivoco en la actualidad ya estás ejerciendo tu profesión ¿Se puede compaginar bien este oficio con los entrenamientos?

Yo tengo la suerte desde que empecé a trabajar, empecé abajo en una clínica en el sur, en la Clínica Machael Naioni que los horarios sí me permitían compaginar de alguna manera los entrenamientos. Ahora soy autónomo, tengo mis propios horarios, tengo una pequeña clínica con un gimnasio para hacer entrenamiento funcional y de esa manera sí que puedes. Lo normal es que no, porque las clínicas grandes tienen unos horarios partidos, entonces es un poco más complicado pero en mi caso sí, en mi caso siempre he intentado buscar ese trabajo que me permitiera entrenar al menos de una manera decente para poder seguir vinculado al deporte que es lo que me ha dado la vida a mí.

En el año 2011 fuiste Campeón de España Universitario de Longitud ¿Ésta disciplina es la que más te gusta, o se te da mejor dentro de las combinadas?

Desde pequeño siempre he tenido un amor a la longitud, me ha llevado a muchos campeonatos de forma individual, ya desde juvenil pasaba los 7 metros y siempre me ha gustado muchísimo. Es una prueba en la que siempre me he sentido competitivo y le tengo mucho cariño a esa prueba. Para mí sí es de las mejores pruebas y de las que más disfruto.

Has sido convocado por la selección española en muchas ocasiones ¿Es todo un orgullo y a la vez una responsabilidad?

Sí, es digamos el broche que pone ahí a una temporada. Si consigues ir con la selección española es un orgullo y es lo que un atleta debería de siempre tener como objetivo.

Y para concluir ¿Qué le pides a la vida Javier?

Seguir haciendo lo que me gusta. Ser feliz yo y mi familia. Ahora tengo un niño y que sea muy feliz, que disfrute del deporte, el que quiera, así que felicidad y salud para los míos también.

Post a Comment