Instagram

Triabona

Entrevista a José Peiró Guixot

A finales del 2018 D. Ramón Cid anunció que dejaba el cargo como seleccionador nacional de la RFEA y fue usted el que asumiera tan importante cargo, puesto que si no me equivoco lo compagina con el de director técnico de la Federación de Atletismo de la Comunidad Valenciana ¿Qué supuso para usted dicho nombramiento? ¿Después de un año al frente,  cuál es su valoración personal?

Bueno efectivamente Ramón Cid dejó el cargo de director técnico y Raúl Chapado, el presidente de la federación española,  decidió dividir ese cargo en dos partes, por una parte el director deportivo que es Antonio Sánchez y por otra parte el seleccionador nacional que me ofreció el puesto a mí y bueno tras valorarlo y hacer las pertinentes consultas,  también familiares  y demás porque evidentemente era un cambio significativo en mi vida;  decidí aceptar el cargo y bueno,  de momento creo que la primera valoración que puedo hacer después de un año es positiva,  pero positiva con muchas ansias de mejora. Creo que tenemos muchas cosas por mejorar,  y bueno esperemos que  el año que comienza ahora,  que es un año ilusionante con unos juegos olímpicos y con unos campeonatos de Europa,  además de un campeonato del mundo de pista cubierta y diversas competiciones internacionales pues poder seguir avanzando y seguir creciendo.

Sólo fue atleta durante tres años de júnior y después de ahí hasta la actualidad siguió como entrenador, bueno hasta ahora que es el responsable del equipo español ¿Si tuviera ocasión y retroceder al pasado hubiese seguido como atleta y no haberse retirado tan pronto?

No jejeje, yo puedo estar más contento o menos contento de las cosas que he hecho durante mi vida pero yo siempre he tenido claro que en el momento de tomar decisiones había que tomarlas. Efectivamente empecé muy tarde en el atletismo, empecé ya siendo junior, en aquel entonces eran tres años de categoría junior y bueno el que fue durante toda la vida primero mi entrenador deportivo Andrés Mayordomo y después mi consejero cuando empecé a entrenar a chavales y demás, entendió perfectamente que yo había entrado al INEF que era un cambio en mi vida y que podía hacer dos cosas a medias o tratar de hacer una bien. Siempre he tenido claro que las cosas se pueden hacer bien o muy bien pero no hay otra forma de hacerlo.

¿Cómo recuerda su pasado como atleta?

Hombre lo recuerdo la verdad con mucha nostalgia y sí que es cierto que me hubiese gustado disfrutar de la vida de atleta durante más tiempo pero como te he dicho no me arrepiento de la decisión que tomé en su momento pero bueno. Al parecer tenía unas aceptables condiciones, tampoco era un fuera de serie pero tenía unas aceptables condiciones para practicar deporte y con lo más me he quedado es el recuerdo de mis compañeros, la experiencia como entrenador y qué bueno que gracias al atletismo conocí a la que hoy en día es mi mujer.

¿Para usted es muy importante apoyar a dupla (atleta y entrenador)?

Si porque no entiendo otra forma de hacerlo. Aquí en esta misma concentración (4×400 Tenerife 2019) hemos tenido una reunión con los atletas y con Toni Puig, responsables del equipo nacional de relevo 4×400 y siempre que hablo con ellos me refiero a ellos y a sus entrenadores y entrenadoras personales porque creo que es un trabajo que siempre va en conjunto. La importancia del entrenador, como muy bien decía Ruth Beitia, es como mínimo el cincuenta por ciento y si no tratamos con la dupla al mismo tiempo,  es difícil que podamos progresar y nuestro trabajo se basa fundamentalmente en intentar que progresen los atletas de la mano de sus entrenadores

Debe ser un cargo muy bonito pero a la vez de mucha responsabilidad ¿Cómo lo pasa usted cuanto tiene que elegir a un número determinado de atletas y dejar a otros fuera de la lista?

Bueno eso ya me lo explico Ramón Cid y la verdad que me acuerdo mucho de él. Cuando tienes que elegir cinco, pues los tres o cuatro primeros es muy fácil o elegir a Orlando Ortega para ir a un campeonato internacional es muy sencillo. Lo difícil es elegir a los que están en el límite o sobre todo cuando tienes que elegir y dejarte a alguien en casa. Nunca existe la verdad absoluta, nunca existe la razón absoluta, todo el mundo tiene su cuota de razón y viéndolo desde diferentes perspectivas cada atleta puede pensar que tiene su parte de razón y que su razón es absoluta,  pero en este momento me toca decidir a mí quien creo tiene más porcentaje de razón, pero como tu comprenderás entre que uno tenga el 51% y el otro tenga el 49% son pequeñísimos detalles en los cuales me toca elegir y espero no equivocarme o equivocarme lo menos posible y sacar adelante la situación.

¿Cómo lleva la típica preguntita del periodista de turno cuando le dice antes de cada competición relevante de cuántas medallas esperan conseguir?

Es algo que siempre lo he tenido muy claro e incluso con mis atletas, con mi grupo de entrenamiento e incluso en la etapa cuando yo fui atleta. Es algo que no depende de nosotros. Cuando tú juegas con tus objetivos puedes plantearte objetivos siempre en función de una marca pero nunca en función de un puesto porque no puedes manejar la situación de los demás. Yo siempre les  pongo muchos ejemplos, salto de altura y les digo: “qué prefieren,  ganar el campeonato con dos metros,  que para ti eso es una marca muy pobre,  o saltar 2:35 y quedar subcampeón de España”. Esos son los varemos por donde nos movemos y entiendo la importancia que se le da a las medallas desde una forma mediática,  pero las valoraciones técnicas más serias digamos tienen que moverse también por otros parámetros.

En los últimos años ha venido desarrollando un magnífico trabajo en el sector de velocidad, vallas y relevo de la federación, pero creo que dónde España ha explosionado en los últimos años es en la velocidad ¿Cree que dicho mérito es debido a la gran calidad de los atletas actuales?

Todavía mantengo el plan nacional de relevos. Creo que si tengo algún mérito no es el de haber sido capaz de desarrollar personalmente grandes planes,  sino haberme sabido rodear de gente muy competente. Evidentemente de los atletas y sus entrenadores personales pero sobre todo de un equipo técnico. Tanto en  los años que estuve en el sector como ahora, el equipo técnico que mantengo en el plan nacional de relevos yo creo que es un equipo absolutamente extraordinario. Ellos sí que tienen el mérito, yo simplemente coordino el trabajo, el mérito es absolutamente de ellos.

En alguna ocasión ha dicho que tras la retirada de Ruth Beitia, Orlando Ortega es el mejor atleta que tenemos actualmente ¿Cree que éste dejará un legado igual o mayor que la atleta cántabra?

Yo creo que por lo menos tiene la opción de hacerlo, cosa que ya Ruth no, de seguir aumentando su extraordinario palmarés. Ésos son los pequeños disgusto que te llevas cuando entras en un cargo como el de seleccionador nacional y no tienes la opción de seleccionar a Ruth Beitia,  o desde una parte más afectiva porque fue atleta mía, la entrené yo y no pude seleccionar a Concha Montaner,  o para lo que para mí fue un referente en el fondo, no poder seleccionar a Jesús España por ejemplo. Este tipo de gente que coincide su retirada prácticamente con mi llegada a la selección y bueno, por supuesto son éstos atletas y otros muchos más que me hubiese gustado tener la opción de seleccionarlos, pero Orlando en estos momentos es nuestro referente,  porque es el mejor atleta internacional que tenemos, es todo un subcampeón olímpico. Ya he tenido la ocasión en Doha de vivir una experiencia agridulce con él y  lo que me quedo de Orlando sobre todo es con la excelente persona, fuera de lo magnífico deportista que es,   creo que es una excelente persona, es un chaval extremadamente educado, extremadamente dedicado a su deporte, al atletismo y como le dije a él en Doha: “de momento hemos conseguido un bronce pero esto será para celebrarlo dentro de un año con un oro olímpico”.

¿Qué opina de los tramposos que tiran por la vía del dopaje?

Pues que deben pagar las penas que se les impongan y desde el punto de vista reglamentario solamente podemos cumplir con la ley. No podemos ni quedarnos atrás por supuesto pero tampoco podemos ir más allá. Otra cosa es lo que desearíamos o lo que nos gustaría a cada uno de los aficionados y me incluyo yo también. Pero ya te digo, a día de hoy, evidentemente cumplir íntegramente las penas con las que han sido sancionados y extremar los controles a partir de su posible reincorporación al atletismo.

En mayo tendremos aquí en Tenerife nada más y nada menos que unos Juegos Iberoamericanos ¿Cree que España dará la talla y dejaremos el listón bien alto?

Absolutamente, absolutamente. No solamente porque evidentemente son unos campeonatos Iberoamericanos que tienen una importancia de por sí ya muy notable, sino porque además es un año olímpico y este tipo de pruebas con el nuevo sistema de la IAFF de clasificación para los juegos olímpicos puntúa mucho y tienen mucha importancia,  entonces los atletas tienen ya metida la fecha del campeonato Iberoamericano aquí en Tenerife, en su calendario, en su agenda y no es que vayamos a dar la talla sino yo creo que vamos a estar de sobresaliente.

¿Qué nos puede decir del gran entrenador canario, responsable del sector de combinadas de la española, Héctor González?

Pues que es un gran amigo y la verdad que Héctor ahora mismo es el coordinador del sector de combinadas. Cuando entramos pensamos,  sobre todo Antonio Sánchez, yo simplemente di mi orientación, que era la persona adecuada tras el deseo de no querer continuar del anterior responsable que era Manoli Alonso. Creo que el trabajo que ha desarrollado durante todos estos años tiene el suficiente bagaje como para ponerlo al frente de este sector. Creo que tenéis un gran entrenador y sobre todo un tío muy majo.

Para ir concluyendo ¿Qué cree que le sobra y le falta al atletismo en la actualidad?

Sobrarle son nimiedades, no creo que le sobre nada. Le falta pues quizás un poco más de apoyo sobre todo desde el punto de vista privado. Creo que las instituciones hoy en día no nos podemos quejar de cómo nos tratan, nos tratan muy bien,  pero creo que la empresa privada debería también ser  ayudada por algún sistema de compensación por este tipo de colaboraciones y  debería volcarse mucho más en nuestro deporte y en otros deportes como el nuestro. Yo tengo la suerte de estar en una comunidad como la comunidad valenciana donde la Fundación Trinidad Alfonso es un claro ejemplo de eso y el apoyo que esta fundación da al deporte es algo que debería ser extrapolable a todas las comunidades autónomas y además tener algo parecido a nivel nacional,  por lo tanto creo que falta un poco más de apoyo de la empresa privada.

Post a Comment