Entrevista a Darwin Echeverry

Entrevista a Darwin Echeverry

¿Cómo recuerdas aquel 23 de junio de 2013 cuando te proclamaste en Durango, Campeón de España Juvenil en 400 metros masculinos con un crono de 48.88?

Bueno un bonito recuerdo, el día anterior estuvimos hablando con Humberto a ver que podía pasar en esa final, no era de los favoritos, era el nuevo y sinceramente lo que más recuerdo de la carrera es salir no a muerte porque en esos momentos yo no controlaba los ritmos de carrera pero recuerdo que en el último 150 iba hablando conmigo mismo y me decía “estoy bien y puedo correr un poco más” y de repente cambio de ritmo y empiezo a correr, a correr y al final llego a meta primero, no me lo esperaba, sinceramente lo único que hice fue tirarme al suelo y cuando escucho de fondo a una amiga de lanzamiento Andrea que viene corriendo y me dice “mínima mundial, mínima mundial” y le dije yo, “no tu estas de broma” y ella “que sí, que es mínima mundial”, me paro miro el crono y veo 48.88 y me digo madre mía lo que acabo de hacer. Entonces fue un recuerdo imborrable, de momento he tenido muchas carreras que siempre las valoro pero para mí esa es siempre la más importante.

Aunque resides en la Isla de Fuerteventura tu naciste en Cali, Colombia ¿Llevas mucho tiempo en la isla majorera? ¿Tu afición por el atletismo nació aquí en Canarias?

Bueno llevo mucho tiempo aquí, mi madre me trajo de Columbia y luego me fui a Madrid con 17 o 18. Bueno en principio mi deporte era el futbol, yo venía cegado con el futbol, quería ser futbolista pero bueno a partir de los 16 o 17 ya me empecé a encontrar un poco mal, ya el futbol no era lo mismo, perdí la ilusión después de una lesión, luego al volver no me hacía mucho caso mi entrenador así que decidí un día dejarlo, lo deje y en principio decidí no hacer otro deporte que no fuera futbol, luego empecé a probar deportes náuticos, piragüismo, cosillas así, y de casualidad con el torneo de institutos que se hace aquí en Fuerteventura pues me llego mi profesor de educación física, hicimos unas pruebas, en principio en vallas, no había nadie apuntado, yo decía que tampoco porque estuve viendo videos y vi un par de caídas y le dije al profesor que no pero al final cambie y le dije que sí, acepte y me fui al torneo, gane. La primera semifinal en Puerto del Rosario, sin prácticamente saber hacer nada y luego la final aquí en Gran Tarajal. Ese día tuvimos que hacer un relevo, no sé si se dice relevo sueco que es 100, 200, 300 y 400, yo hice la última posta. Se da la casualidad que me dijo el que era como mi entrenador Humberto una cosas antes del torneo que no saliera a muerte y no le hice caso, sinceramente salí a muerte y me dio por mirar en el último 150 y veía que le sacaba una ventaja increíble al resto de compañeros y ahí fue cuando ya pinche y entonces fue como porque no probar en el atletismo, lo fui hacer la primera semana, entrene poco porque me dije esto es sufrir mucho y yo no quiero sufrir tanto pero ya luego con unas palabras que me dijo Humberto que era que si era bueno iba a viajar, iba a conocer muchos sitios, iba a conocer mucha gente y fue cuando se me quedo el chip ese, bueno y porque no intentarlo, estando aquí en la isla, salir de la isla y hacerlo en un deporte porque no y así fue como llego el atletismo a mi prácticamente.

Que tal te llevas con tu entrenador Jorge Marin Padilla ¿Te da mucha caña en los entrenamientos? ¿Cómo es como entrenador y persona?

Para mí ya se ha convertido en un amigo más, como un padre porque al fin y al cabo paso mucho tiempo con él y me ha sabido tratar. Estoy muy contento de que encajamos bien desde el primer momento, no se ha querido pasar, no ha querido explotarme como es el caso de muchos atletas entonces me lleva poco a poco hasta el punto de que he sido paciente porque yo por ejemplo soy muy impaciente, me gusta todo para ya entonces también ha hecho el trabajo como de psicólogo de en plan tu vete con calma que las cosas saldrán y así es. Puedo decir desde que estoy en Madrid hemos crecido juntos, algún problema que he tenido en alguna temporada por lesiones pero sin embargo si se sacan estadísticas vamos hacia arriba, todo es progresivo, de momento con él ha salido todo muy bien.

Tu mejor marca en un 200 metros lisos fue este mismo año en Ciudad Real en el Campeonato de España de Federaciones Autonómicas ¿Cómo se puedo correr tanto y cruzar la meta esa distancia en un crono de 21.35 segundos?

Bueno este año no hemos corrido ningún 200 que era lo extraño, en principio en invierno lo que nosotros empezamos es con 200 para así sacar un poco el ritmo de carrera. Como pista cubierta como son 2 vueltas entonces así trabajamos de otra manera. Este año en invierno no lo puede hacer porque claro este año el 400 español ha sido lo máximo sin quitarle merito a otras pruebas pero se dio el caso que en el Campeonato de España la prueba estrella era la nuestra cuando suelen ser otras como las de fondo y nada, nos quedamos sin poder trabajar el 200. En Aire Libre intente buscar algún 200 pero tampoco coincidió con nada porque entre el que me tenía que jugar el puesto para ir al relevo y todo eso decidimos optar por el 400 pero en Ciudad Real pues dije mira, no iba entre las mejores series, para mi si iba por una buena calle, una abierta y se dio la casualidad que pude correr bien, cómodo y al final corriendo los últimos metros como me gusta a mí. Los 100 primeros metros siempre son muy malos porque entre te colocas y empieza a correr pero se dio la casualidad que mira, salió una buena marca y contento.

En agosto de 2015 en Castellón conseguiste entorcharte la medalla de bronce en el Campeonato de España Absoluto en la modalidad de 400 metros lisos ¿Cómo recuerdas aquel primer podio tan importante?

Estaba un poco frustrado porque venía con un sexto puesto de un campeonato de Europa junior y no me salía la marca, no podía bajar de 46 que ese año esa era mi ilusión, correr por debajo de 46 según los entrenamientos también, perdón por debajo de 47 y decía, no me sale, no me sale, no me sale pero sin embargo ese día en las semifinales me encontré muy bien, me encontré corriendo cómodo, corriendo bastante en los últimos metros y pase segundo porque mi compañero fue listo y en el último metro metió la cabeza y me gano pero ya en la final claro, ya no era el favorito, no me jugaba nada, los favoritos eran Samuel y Lucas que eran los que tenían que jugar una mínima para el mundial que ese año fue en Pekín y yo salía por la calle ocho, sin ninguna referencia, sin nada, sin jugarme así que yo salí a correr, salí a disfrutar y se dio que me vi con muchas fuerzas en el último 100, me pasaron mis dos compañeros, no me volví loco, seguí corriendo e intentando apretar y por poco no le quito la medalla a Samuel de plata pero fue un bronce que en aquellos momentos no me lo esperaba, no se lo espera mi entrenador, no se lo esperaba nadie con lo cual no hay que perder la esperanza hay que ir hasta el último día.

Este pasado mes de junio volviste a conseguir en unos nacionales ser tercero de España en la misma modalidad pero esta vez con una mejor marca, siendo la misma hasta el momento si no me equivoco tu mejor marca personal con 46.37 segundo ¿En Barcelona te encontraste cómodo desde el principio? ¿Auguraste o tuviste ese buen presentimiento previo a la prueba o por el contrario pasaste algo de nervios?

No nervios no, hasta el calentamiento estaba con muchas ganas, estaba decidido a poder correr pero ese día desafortunadamente el tiempo nos la jugo, empezó a llover muchísimo, se tuvieron que parar las competiciones durante un tiempo y justamente me coincidió a mí que cuando iba a correr fue cuando empezó a llover empezó a caer como rayos entonces estuvimos como unos 40 minutos parados, me cambio el chip, me dije ya no quiero correr, no nos decían nada solo dentro de un rato, dentro de un rato, luego salimos a pista y volvió a empezar a llover y corrimos así, entonces no sé, corrí como con rabia, como diciéndome hoy que podía ser un buen día, no pude correr como yo quería pero aun así, corriendo con mal tiempo conseguí marca personal. Ese día no le hice caso a Jorge que me dijo que saliera con cabeza, que intentara meterme en carrera, ese día salí a muerte, es una de las pocas en la que he salido a muerte y eso, se consiguió ahí una marca persona y a partir de ahí el año que viene buscar mejorar esa marca.

Hace poco todos te vimos por la TV cerrando una brillante temporada quedando en quinto puesto en la final del relevo 4x400 metros lisos en el Mundial de Londres 2017, pero no me puedo quitar todavía de los ojos fue esa semifinal en la que fueron ganadores incluso pisoteando al mismísimo cuarteto Jamaicano ¿Crees que olvidaras alguna vez este mundial? ¿Sueñas con estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

Olvidar nunca lo voy a olvidar porque también estaba muy ilusionado. En principio se habló mucho de ese relevo, que si no íbamos por cuestiones que no nos habíamos clasificado pero me voy a quedar con esa gran sensación que cuando hay que correr hay que correr, se habló mucho de que yo era el más lento que podía perjudicar un poco el equipo porque bueno, no tengo mucha experiencia pero yo creo que la experiencia se gana en esos momentos y en esos momentos hay que demostrar lo que tu vales, en ningún momento me afectaron las críticas, ni nada, me dije yo salgo a correr y si sale bien pues mira y si sale mal ya se dé que tengo que aprender porque eso yo me lo tomo así. Si todo te sale bien en que mejoras, si salen las cosas mal pues digo yo puedo mejorar en esto, esto y en esto. Así que me quedo con eso, con esa ilusión y porque no, yo trabajo día a día por conseguir unos juegos olímpicos, esa es la meta más alta que tenemos los deportistas, los que nos tomamos en serio este deporte, yo a partir del año pasado fue cuando empecé a mirar el atletismo de otra manera porque siendo de categorías inferiores te preocupas más obtener resultados en tu categoría pero ya cuando vez que puedes ser absoluto y puedes ir a campeonatos importantes de verdad ya hay que tomarse esto de otra manera, así que bueno, yo muy contento y si porque no, una ilusión que está ahí, los juegos olímpicos, vamos a trabajar en ello.

En Londres consiguieron además récord de España, rebajando la marca anterior de hace 16 años para situarla ahora en 3:00:65, ¿Cómo te sientes al saber que Echeverry tuvo buena culpa de ello?

Increíble, increíble que se vea los resultados y que tu nombre este ahí inscrito, eso ya pasa a la historia, eso ya se quedó ahí, a partir de ahora hay que trabajar en mejorarlo, yo creo que con el equipo que tenemos y con las ganas y la competitividad que tenemos podemos correr por debajo de esos 3 minutos, es complicado porque tiene que salir todo bien, encajar todo bien, tiene que ser un día clave pero yo no lo veo complicado, o sea recuerdo una discusión con un compañero de mi grupo, discusión no, vamos debate de que yo le decía, con el equipo que tenemos nosotros hacemos record de España y me decía, si yo creo que lo podemos hacer pero es muy complicado porque hay esto, esto y esto y yo le decía, Marco yo creo que nosotros lo podemos conseguir y mira, lo conseguimos y eso, es algo muy importante que no puede decir cualquier persona, yo estuve allí, yo lo hice allí, entonces me quedo con eso, que si quieres y crees, puedes entonces a partir de ahí vamos a intentar mejorar ese record para que no se quede ahí.

¿Tuviste ocasión de ver, saludar o hablar con el más grande entre los grandes, ósea, Usain Bolt?

Le vi calentar el día de las semifinales de relevo porque ellos iban un poco antes que nosotros pero no, hablarle nada porque a mí no me gusta cuando estoy calentando que me desconcentren, entonces él estaba metido en su calentamiento, para mi es mi ídolo, lo he dicho en todas las entrevistas, mis padres, mi familia, todo el mundo sabe que para mí es un ídolo como muchos atletas y niños que fue quien le dio un poco un cambio de sentido al deporte y me dio una pena porque siempre he querido sacarme una foto con el pero no, también le vi en la final cuando le estaban haciendo la despedida. A nosotros nos estaban entrevistando y le vi ahí en la pista y poco más, no he coincidido con él en otras ocasiones y esta era una ocasión clave que también quería estar ahí por él, quería verlo correr, tampoco lo vi correr, le tuve que ver por la tele porque en el 4x100 nosotros teníamos que estar concentrado en lo nuestro y tampoco fuimos ese día al estadio pero por lo menos lo vi ahí en directo calentando.

¿Desde cuando estás en las filas del Tenerife CajaCanarias? ¿Anterior al club tinerfeño en que otro has competido?

Pues ese mismo año que empecé hacer atletismo fiche por el Playas de Jandia que ahora pasara a llamarse Playas de Fuerteventura, ahí estuve poco, desde mayo hasta junio que fue cuando fui al Campeonato de España Juvenil, al año siguiente el Tenerife se interesó por mí, entonces a partir de ahí fiche con ellos y estoy con ellos desde la temporada 2013-2014 hasta día de hoy. Ahora bueno supongo que continuare ahí de momento tampoco lo sé, no he tenido ofertas de otros clubes, entonces seguiré ahí, estoy muy feliz, muy contento porque me dieron la oportunidad desde el primer momento y es de agradecer, que confíen en ti sin que tu tengas resultados importantes y vamos creciendo poco a poco. Es un club que está en lo máximo, en la máxima categoría española, cada año salimos a defender por estar ahí, por defender los intereses del club y bueno conseguir los mejores resultados para nosotros mismos.

He leído por alguna parte que anteriormente al atletismo practicabas futbol y que eras muy, muy bueno ¿Porque fue ese cambio cuando se te daba tan bien?

Bueno, muy, muy bueno tampoco. No era de las estrellas, ni de los mejores del equipo pero iba con esa ilusión de mira yo vengo aquí a dejarme la piel entrenando, yo era delantero y quería marcar los máximos goles pero lo deje por eso por problemas con el entrenador que tuve que no me supo tratar después de venir de una lesión, el día que me lesione no fue capaz de preguntarme oye como estas sino me dijo ya hablaremos, se quedó todo ahí y eso me hizo pensar, o sea si a este hombre no le intereso  como iba a seguir esforzándome, matándome y que no me haga caso entonces por eso mi decisión fue dejar el fútbol, ver también que con 17 años no estaba en un equipo interesante compitiendo a nivel insular, lo más lejos que fue con el equipo fue al sur de la isla, entonces me hizo pensar muchas cosas como que estaba perdiendo el tiempo por eso al final decidí eso, buscar otra cosa y el atletismo apareció ahí.

Apenas tienes 21 años y tienes un futuro por delante enorme ¿Cuál es la meta o el límite de Darwin Echeverry?

La meta y el limite nunca lo sabré porque cada año salgo a correr a buscar marcas personales con lo cual, bueno, se puede decir que el máximo objetivo siempre va hacer eso, los juegos olímpicos pero de momento no me planteo nada así como último, quiero intentar a partir de ahora, ya me queda un año de promesa y de allí ya paso a ser absoluto por lo cual mis entrenamientos van hacer diferentes, mis objetivos van hacer diferentes e intentare estar en todos esos campeonatos y porque no, ser finalistas de campeonatos, obtener alguna medalla para España, eso creo que pueden ser los objetivos así a priori cuando ya sea absoluto.

Cuéntanos como se prepara un velocista de élite ¿Cómo es tu rutina diaria de entrenamiento?

Bueno nosotros de momento entrenamos cinco días, entreno de lunes a viernes, con lo que esa semana siempre metemos dos días de pesas, dos días de carrera y un día como de fortalecimiento, recuperación que suelen ser los miércoles. A partir de ahí, dormir bien, alimentarse bien, porque todo influye, nosotros ahora en pretemporada estaremos cansados por lo que es muy importante recuperarse bien porque si no, no vamos a poder entrenar bien. Eso es más o menos el día a día. De momento eso es lo que he pactado con mi entrenador, ir poco a poco y ya cuando sea absoluto pues ir a más.


FACEBOOK